Persona con aneurisma aórtico

En este artículo veremos todo sobre el aneurisma aórtico y cómo puede afectar la salud de una persona hasta incluso provocarle la muerte. Si tienes uno de los síntomas que describimos a continuación, debes consultar a tu médico rápidamente.

Qué es un aneurisma

Un aneurisma es una dilatación localizada de la pared de una arteria. Los sitios más frecuentes de aparición de aneurismas son la arteria aorta a nivel abdominal, la arteria aorta a nivel del tórax y la arteria poplítea detrás de la rodilla.

Qué es la vena aorta

Es la arteria más grande del cuerpo y es el vaso sanguíneo que lleva la sangre rica en oxígeno lejos del corazón a todas las partes del cuerpo.

La sección que se extiende a través del pecho se llama la aorta torácica y la parte de que se mueve hacia abajo a través del abdomen se llama la aorta abdominal.

Qué es un aneurisma aórtico

Tu corazón es el músculo más importante en tu cuerpo. Durante tu vida bombeará suficiente sangre para llenar alrededor de tres superpetroleros. La aorta, el vaso sanguíneo más grande del cuerpo, ayuda a empujar toda esa sangre a lo largo de tu sistema sanguíneo.

A pesar de que tu aorta es un caballo de batalla resistente y duradero, a veces sus paredes pueden debilitarse y protruirse en lo que se llama un aneurisma aórtico o también conocido como aneurisma aorta. Esto podría causar una fuga que derrame sangre en tu cuerpo.

Algunos aneurismas aórticos estallan, otros no. Otros fuerzan el flujo sanguíneo lejos de tus órganos y tejidos, causando problemas, como ataques cardíacos, daño renal, accidente cerebrovascular e incluso la muerte.

Un aneurisma aórtico es un agrandamiento anormal o abombamiento de la pared de la aorta. Un aneurisma puede ocurrir en cualquier parte del árbol vascular. La protuberancia o globo puede definirse como:

  • Fusiforme: Uniforme en forma, que aparece por igual a lo largo de una sección extendida y los bordes de la aorta.
  • Aneurisma sacular: Pequeña ampolla de un lado de la aorta que se forma en una zona debilitada de la pared de la aorta.

Un aneurisma puede desarrollarse en cualquier parte de la aorta:

  1. Los aneurismas que se producen en la sección de la aorta que pasa por el abdomen (aorta abdominal) se llaman aneurismas aórticos abdominales.
  2. Los aneurismas aórticos que se producen en la zona del pecho se llaman aneurismas aórticos torácicos y pueden implicar la raíz aórtica, aorta ascendente, arco aórtico o la aorta descendente.
  3. Los aneurismas que involucran la aorta a medida que fluye a través del abdomen y el pecho se llaman aneurismas de aorta toracoabdominal.

Los aneurismas aórticos abdominales y el aneurisma torácico no son el único tipo de aneurisma. Los aneurismas pueden desarrollarse en otros vasos sanguíneos:

  • Popliteal: Un aneurisma en la arteria detrás de la rodilla
  • Renal: Un aneurisma en el riñón. Una condición muy rara
  • Visceral: Un aneurisma en un órgano interno y / o intestinos

Definición médica

A continuación te damos una definición bastante clara de lo que es un aneurisma aortico o aneurisma aorta:

Un aneurisma aórtico es una protuberancia anormal que ocurre en la pared del vaso sanguíneo principal que lleva la sangre de tu corazón a tu cuerpo. Los aneurismas aórticos pueden ocurrir en cualquier parte de la aorta y pueden tener forma de tubo (fusiforme) o redondo (sacular).

En algunos casos, un individuo puede tener un aneurisma aórtico abdominal y un aneurisma aórtico torácico.

Tener un aneurisma aórtico aumenta el riesgo de desarrollar una disección aórtica. Una disección aórtica ocurre cuando se desarrolla una lágrima en la capa interna de la pared de la aorta. Esto hace que una o más de las capas de la pared de la aorta se separen, lo que debilita la pared de la aorta. Tener un aneurisma aórtico también aumenta el riesgo de que el aneurisma pueda estallar (ruptura).

Tipos de Aneurisma Aórtico

aneurisma aórtico

Tipos de aneurisma aórtico

Hay dos tipos de aneurismas aórticos. Una, ubicada en el tórax, es un aneurisma de la aorta torácica. El otro está en el abdomen y se llama un aneurisma aórtico abdominal.

  • Aneurismas Aórticos Torácicos

Un aneurisma aórtico torácico se produce en el tórax. Los hombres y las mujeres son igualmente propensos a obtener aneurismas de aorta torácica, que se vuelven más comunes con el aumento de la edad.

Los aneurismas de la aorta torácica generalmente son causados ​​por presión arterial alta o lesión repentina. A veces las personas con trastornos del tejido conjuntivo heredados, como el síndrome de Marfan y el síndrome de Ehlers-Danlos, reciben aneurismas de aorta torácica.

Los signos y síntomas del aneurisma de la aorta torácica pueden incluir:

  1. Dolor agudo y repentino en el pecho o parte superior de la espalda.
  2. Falta de aliento.
  3. Dificultad para respirar o tragar.

En el aneurisma de la aorta torácica los genes desempeñan un papel importante en tus posibilidades de tener un aneurisma aórtico en tu pecho. Las condiciones que pueden afectar a la aorta incluyen una válvula aórtica bicúspide y los síndromes antes mencionados.

  • Aneurismas de Aorta Abdominal

Un aneurisma aórtico abdominal se produce por debajo del tórax. Los aneurismas aórticos abdominales ocurren con más frecuencia que los aneurismas aórticos torácicos.

Los aneurismas aórticos abdominales son más comunes en hombres y entre personas de 65 años o más y son menos frecuentes entre los negros que los blancos. Suelen ser causados ​​por aterosclerosis (arterias endurecidas), pero también pueden causar infección o lesión.

Los aneurismas aórticos abdominales a menudo no presentan ningún síntoma. Si un individuo tiene síntomas, puede incluir

  1. Dolor palpitante o profundo en la espalda o en el costado.
  2. Dolor en las nalgas, la ingle o las piernas.

El aneurisma de la aorta abdominal generalmente no ocasiona síntomas y es encontrado en forma casual en el curso de examenes ecográficos abdominales o tomografías de abdomen realizados para evaluar problemas gastroenterológicos, urológicos o ginecológicos.

Aneurisma de aorta abdominal

Aneurisma de aorta abdominal

Crecen progesivamente hasta romperse ocasionando la muerte por hemorragia interna. Los aneurismas de aorta torácica generalmente no ocasionan sintomas aunque pueden manifestarse por tos.

Esta es una de las patologías donde el diagnóstico precoz es más útil. La mortalidad de una ruptura de aneurisma de aorta abdominal se acerca al 90% mientras que las intervenciones quirúrgicas o endovasculares para sustituir la arteria por una prótesis plastica realizadas a tiempo salvan 95% de los pacientes.

Esto justifica la pesquisa de aneurismas de aorta en grupos de alto riesgo mediante doppler duplex a color de aorta abdominal, que es un examen ecográfico sencillo y no invasivo que permite visualizar la arteria aorta a través de la pared abdominal

Una vez hecho el diagnóstico de un aneurisma de aorta abdominal se procede a estudiar su tamaño y configuración geométrica mediante una tomografía con recostrucción tridimensional. Los aneurismas de aorta abdominal y aorta torácica tienen tendencia a romprese dependiendo de su tamaño.

Un aneurisma de aorta menor de 5 cms. de diámetro tiene una posibilidad de complicarse muy baja, motivo por el cual no se considera que deba ser intervenido, es preferible seguirlo mediante nuevas tomografías realizadas con intervalos de 1 año.

Los aneurismas de aorta abdominal mayores de 5 cms de diámetro son potencialmente mortales y deben ser reparados a la brevedad posible. Una de las victimas mas famosas de los aneurisma de aorta abdominal fué Albert Einstein quién murió en 1,955 por una hemorragia interna causada por un aneurisma roto.

Tratamiento endovascular del aneurisma de aorta abdominal. Un gran avance en cirugía vascular.

El tratamiento tradicional es la sustitución del segmento afectado de la aorta abdominal por una prótesis plástica, procedimiento que fué ideado por el gran cirujano vascular norteamericano Dr. De Bakey en los años 50s. Esta intervención es muy segura y duradera en manos expertas. Aún es el tratamiento preferido para pacientes jóvenes con aneurismas por su durabilidad.

En los pacientes mayores o frágiles prefieren las reparaciones endovasculares que implican la inserción de una endoprótesis (un tubo de plástico a la medida) por un pequeño corte en las piernas. La endoprótesis se coloca en segmentos sanos de la aorta.

La sangre pasa entonces por la protesis y no por el aneurisma que deja de crecer ya que no está sometido a la gran presión que existe dentro de las arterias principales. Esta intervención ideada por el cirujano vascular argentino Juan Parodi en 1,986 es mucho menos invasiva y complicada y goza de una gran popularidad mundial.

Otros tipos de aneurismas

Los aneurismas pueden ocurrir en otras partes de tu cuerpo. Un aneurisma roto en el cerebro puede causar un derrame cerebral. Los aneurismas periféricos -que se encuentran en las arterias distintas de la aorta- pueden ocurrir en el cuello, en la ingle o detrás de las rodillas.

Estos aneurismas tienen menos probabilidades de ruptura o disección que los aneurismas aórticos, pero pueden formar coágulos sanguíneos. Estos coágulos pueden romperse y bloquear el flujo sanguíneo a través de la arteria.

Causas

Otras causas del aneurisma torácico podrían ser:

  • Alta presion sanguinea
  • Infección
  • Acumulación de placas en las arterias (aterosclerosis)
  • Colesterol alto
  • Lesión traumática súbita

Es posible que no sepas que tienes un aneurisma de la aorta torácica porque los síntomas a menudo no aparecen hasta que el aneurisma se vuelve grande o estalla. Pero a medida que crece, puedes notar algunos signos, incluyendo:

  • Dolor de pecho o espalda
  • Dificultad para respirar o tragar
  • Tos
  • Ronquera

Tu médico a menudo puede diagnosticar un aneurisma de aorta torácica durante exámenes regulares y exámenes como una radiografía, un ecocardiograma, tomografía computarizada o ecografía. También se supervisa a menudo anualmente para evaluar el crecimiento.

Los exámenes de rutina, especialmente para condiciones genéticas específicas, también pueden ayudar a tu médico a averiguar si tus posibilidades son mayores. Si lo son, podría prescribir medicamentos para bajar el colesterol y reducir la presión arterial.

Si tu aneurisma se convierte en un problema grave o crece rápidamente en tamaño, es posible que necesites cirugía. Tu médico reemplazará la sección dañada de la aorta con un tubo artificial. Una vez que está en su lugar, el injerto hará que la sección de la aorta sea más fuerte.

Esto puede ocurrir en la porción de la aorta que pasa por el abdomen. Por lo general, no hay señales reveladoras para advertirte de que algo está mal. Sin embargo, podrías tener:

  • Dolor de espalda
  • Un dolor profundo en el lado de tu abdomen
  • Una sensación de palpitación cerca del ombligo
  • Si el aneurisma se rompe, es posible que te sientas mal al estómago o de repente desarrolles un dolor intenso en la espalda o el abdomen.
  • Puedes vomitar, sudar o sentirte mareado.

Los médicos no saben realmente qué causa un aneurisma aórtico abdominal, aunque sospechan que algunas cosas podrían desempeñar un papel detonante:

  1. Endurecimiento de las arterias, que los médicos también llaman aterosclerosis
  2. De fumar
  3. Alta presión sanguínea
  4. Predisposición genética
  5. Lesiones e infecciones
  6. Vasos sanguíneos inflamados.
  7. La genética.

Si el médico te diagnostica con un aneurisma abdominal, puede haber una posibilidad de coágulos de sangre. Pueden formarse pequeños coágulos en el área del aneurisma, romperse y fluir hacia las piernas, los riñones u otros órganos.

Cuáles son los síntomas

aneurisma aorta

Vena aorta inflamada

Síntomas de un aneurisma aórtico torácico (que afecta a la parte superior de la aorta en el tórax):

  • Dolor en la mandíbula, cuello, espalda o pecho
  • Tos, ronquera o dificultad para respirar

Síntomas de un aneurisma aórtico abdominal (que afecta a la parte inferior de la aorta en el abdomen):

  • Ampliación pulsátil o masa sensible sentida por un médico al realizar un examen físico
  • Dolor en la espalda, abdomen o ingle no aliviado con cambio de posición o analgésicos

El diagnóstico precoz de un aneurisma es fundamental para controlar la afección y reducir el riesgo de ruptura. Si tienes estos síntomas, llama a su médico de inmediato.

Diagnostico y tratamiento

Al igual que con un aneurisma aórtico torácico, tu médico puede detectar a veces un aneurisma de aorta abdominal durante un examen de rutina. También podría sugerir una ecografía, especialmente si eres un hombre de 65 a 75 años que ha fumado alguna vez o cree que sus posibilidades de contraer un aneurisma aórtico son altas.

Si encuentras una protuberancia y es pequeña, quizá quieras vigilarla para asegurarte de que no se haga más grande y se convierta en un problema más tarde. Si el aneurisma es grande, es posible que necesites cirugía.

Encuentra un médico que trate el aneurisma de la aorta

Los médicos varían en calidad debido a las diferencias en el entrenamiento y la experiencia. Los hospitales difieren en el número de servicios disponibles. Cuanto más complejo es su problema médico, más grandes son estas diferencias en calidad y más importa.

Es evidente que el médico y el hospital que elijas para la atención médica compleja y especializada tendrán un impacto directo en lo bien que puede resultar el procedimiento médico.

Resumen del aneurisma aorta

Un aneurisma aórtico es un bulto en forma de globo en la aorta, la arteria grande que lleva la sangre desde el corazón a través del pecho y el torso.

Los aneurismas aórticos funcionan de dos maneras:

  • La fuerza de bombeo de sangre puede dividir las capas de la pared de la arteria, permitiendo que la sangre se filtre entre ellos. Este proceso se denomina disección.
  • El aneurisma puede estallar completamente, causando sangrado dentro del cuerpo. Esto se llama una ruptura.
  • Las disecciones y rupturas son la causa de la mayoría de las muertes por aneurismas aórticos.
  • Alrededor de dos tercios de las personas que tienen una disección aórtica son hombres.
  • El Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de los Estados Unidos recomienda que los hombres de 65 a 75 años que han fumado alguna vez deben someterse a exámenes de ultrasonido para detectar aneurismas de aorta abdominal, incluso si no presentan síntomas.
vena aorta

Ejemplo de vena aorta con y sin aneurisma

Factores de Riesgo

Las enfermedades que dañan el corazón y los vasos sanguíneos también aumentan el riesgo de aneurisma aórtico. Estas enfermedades incluyen

  • Colesterol alto.
  • Ateroesclerosis (arterias endurecidas).
  • Fumar.
  • Algunos trastornos hereditarios del tejido conectivo, como el síndrome de Marfan y el síndrome de Ehlers-Danlos, también pueden aumentar el riesgo de aneurisma aórtico. Tu familia también puede tener antecedentes de aneurismas aórticos que pueden aumentar tu riesgo.

Los comportamientos no saludables también pueden aumentar tu riesgo de aneurisma aórtico, especialmente para las personas que tienen una de las enfermedades enumeradas anteriormente.

El consumo de tabaco es el comportamiento más importante relacionado con el aneurisma aórtico. Las personas que tienen antecedentes de tabaquismo tienen 3 a 5 veces más probabilidades de desarrollar un aneurisma aórtico abdominal.

Los dos principales tratamientos para los aneurismas aórticos son los medicamentos y la cirugía. Los medicamentos pueden reducir la presión arterial y reducir el riesgo de un aneurisma aórtico. La cirugía puede reparar o reemplazar la sección lesionada de la aorta.

Otros aneurismas relacionados: